Marqués de Longares Tinto Gran Reserva

Marqués de Longares Tinto Gran Reserva

Nota de cata

Color rojo picota, con buena intensidad y tonos tejas. Nariz compleja, con aroma de fruta compotada, ciruelas y moras, sobre un fondo especiado y ahumado, con notas de tabaco y cuero. En boca es potente, carnoso, redondo con taninos pulidos, una acidez equilibrada y postgusto largo.

Variedades

50% Garnacha, 30% Tempranillo y 20% Syrah

Tipo de plantación

Parcelas seleccionadas y cultivadas en vaso con un marco de plantación 2,2 x 2,2 m., cultivadas en secano y con una edad superior a los 30 años en Garnacha, a los 20 años en Tempranillo, y más de 10 años en Syrah de la Denominación de Origen Cariñena, con una altitud media de 650 m.

Elaboración

Las uvas de cada variedad se vendimiaron por separado, a mano en el momento óptimo de su maduración, el Tempranillo durante la primera quincena de septiembre, la Garnacha durante la segunda quincena de septiembre y el Syrah durante la primera quincena de septiembre. Las uvas son desPalilladas y se encuban por separado en depósitos de acero inoxidable para realizar la fermentación alcohólica a una temperatura de 26ºC durante 12 días. Una vez finalizada, el vino procedente del sangrado realiza la fermentación maloláctica y después se encuba en barricas de roble francés y americano durante 24 meses. Posteriormente se embotelló bajo las más estrictas Condiciones higiénicas y ha permanecido haciendo la crianza en botella desde entonces.

Presentación

En botella tronco-cónica de 75 cl.

Maridaje

Combina con carnes rojas asadas o a la parrilla, caza mayor (ciervo, jabalí, corzo), estofados y guisos de carne, foie-gras, embutidos ibéricos, que sos curados y azules.

Servicio

16-18°C.

Grado alcohólico

13,5°.